l-la-fiebre-en-bebes-y-ninos-como-tratarla_1451982915

Convulsiones por fiebre

¿Porque se producen convulsiones a causa de una fiebre?

Las convulsiones producidas por fiebre, ocurren cuando la temperatura asciende rápidamente, como consecuencia de un proceso infeccioso (respiratorio, digestivo, etc). El patrón convulsivo, puede variar, desde una rápida y breve pérdida de conocimiento o un episodio complejo de movimientos tónicos y clónicos.

Aproximadamente uno de cada 25 niños tendrá por lo menos un episodio de convulsiones febriles, y más de una tercera parte de estos niños tendrán episodios adicionales antes de que superen la edad en la cual existe la tendencia a tenerlos. Las convulsiones febriles usualmente ocurren en niños entre las edades de 6 meses a 5 años y son particularmente comunes en niños que están en la edad de aprender a caminar. Los niños rara vez desarrollan su primera convulsión febril antes de los 6 meses o después de los 3 años de edad

A pesar de que pueden ser amedrentadoras para los padres, la gran mayoría de las convulsiones febriles son inofensivas. No hay evidencia de que las convulsiones febriles causen daño cerebral

 

Los padres deben permanecer calmados y observar cuidadosamente al niño. Para prevenir heridas accidentales, se debe colocar al niño en una superficie protegida tal como el piso o la tierra. El niño no debe ser aguantado o restringido durante la convulsión. Para prevenir ahogos, el niño se debe poner de lado o sobre su estómago. Si es posible, uno de los padres debe sacar cuidadosamente cualquier objeto de la boca del niño. Los padres nunca deben poner ningún objeto en la boca del niño durante una convulsión. Objetos colocados en la boca pueden romperse y obstruir el pasaje respiratorio del niño. En paralelo a esto, debemos enfriar la superficie corporal y el cabello, con toallas empapadas de agua tibia, y si es posible la aplicación por vía rectal de un medicamento antipirético, indicado por el médico tratante.

Si la convulsión dura más de 10 minutos, el niño debe ser llevado inmediatamente a la institución médica más cercana para tratamiento.

 

 

Manuel Lorenzo Fernández

info@salusmadrid.es

www.salusmadrid.es